El cardenal don Francisco Pacheco de Toledo, primer arzobispo de Burgos ordenó la construcción de la Capila de Cerralbo, edificio de estilo postherreriano.

La capilla fue trazada por Juan de Valencia. Dibuja planta de cruz latina, con capillas a los lados de la mayor.

El crucero aparece dominado por una espectacular cúpula sobre pechinas.

Los tres retablos de nogal fueron labrados hacia 1630 por Alonso de Balbás.

Una de las capillas que flanquea la mayor la convirtió el XVII marqués de Cerralbo, don Enrique de Aguilera y Gamboa, en panteón familiar. El orante lo realizó Mariano Benlliure en 1925.

volver