Se construyó a principios del s. XVI y se amplió en el XVII. Su promotor fue el Capitán don Antonio del Águila, alférez mayor y alcaide de la fortaleza. Luego, su hijo don Antonio del Águila, obispo de Zamora, dejó un legado para finalizarla.

De la primera época es la portada de grandes dovelas, de estilo renacentista con influencia gótica. El patio es plateresco y en sus columnas se ven los escudos de sus linajes.

Fue vendido en 1999 a Caja Duero. Cedido por ésta al Ministerio de Cultura, se utiliza actualmente como sala de exposiciones y para diversas actividades culturales.

volver