La Semana Santa mirobrigense destaca por la devoción cristiana de sus gentes y por la calidad artística de sus imágenes. Las calles de Miróbriga se tiñen de ese fervor religioso que impregnan las procesiones de la zona castellano-leonesa.
Las calles de Miróbriga sirven de marco incomparable para revivir el misterio cristiano.

Siete cofradías desfilan en procesión por las calles de la ciudad con los diferentes pasos que rememoran la historia de la Biblia. La calidad artística de la imaginería alcanza cotas importantes con el Santísimo Cristo de la Expiración, obra del s. XVII, perteneciente a la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración (Cofradía del Silencio); o la Virgen de las Angustias, obra del s. XVIII, perteneciente a la Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias.

Cobra especial relevancia la representación teatral del Drama de Pasión y de Pascua, que lleva a cabo el Grupo Manantial en la Plaza de Herrasti de Ciudad Rodrigo. Es una peculiar forma de mirar los últimos días de la vida de Jesús de Nazaret, puesta en escena por este grupo mirobrigense que ha conseguido llevar su historia a la gran pantalla, muestra de su compromiso con la comarca de Ciudad Rodrigo. La película fue presentada en Madrid en marzo de 2006