Su construcción comenzó a finales del s. XIX, sobre los solares de casas pertenecientes al mayorazgo de Corbalán que habían recaído en el marqués de Espeja. Su promotora —descenciente de éste— fue doña Concepción Narváez y del Águila, marquesa de Cartago.

De estilo neogótico, destacan el dintel de la portada, con los escudos de Narváez y Águila; el balcón esquinado y la decoración de las ventanas en las que se toman como motivos ornamentales la flor de lis y el águila, símbolos del linaje.

Murió esta señora sin finalizar la obra y los nuevos propietarios la reformaron y terminaron en 1953.

volver